Zona Monumental Sagrada de Punta Serauta y Forcella a Vu

Zona Monumental Sagrada de Punta Serauta y Forcella a Vu

ZONA MONUMENTAL SAGRADA

La nieve en la Marmolada se va en junio y no vuelve hasta septiembre. Así que ese es el momento ideal para visitar la fortaleza de Punta Serauta, con sus puestos de mando, observatorios, emplazamientos, refugios, cabañas, trincheras y terraplenes construidos por los soldados italianos del Regimiento de infantería 51ª y 52ª de la Brigada alpina, las unidades de la 206ª Compañía del Batallón alpino Val Cordevole y el 18º Batallón Bersaglieri del 9º cuerpo del 4º ejército.

Tras llegar el teleférico #MoveToTheTop a la estación intermedia de Serauta, donde descansa el museo Marmolada Grande Guerra 3000 m, seguimos bajando hasta el desfiladero de Serauta, donde daremos con un cartel explicativo y un plano de la ruta, que discurre por un estrecho sendero en la ladera sureste de Punta Serauta. Además de estar perfectamente marcado y señalizado, cuenta con un cable metálico para agarrarse y facilitar el paso en los puntos más estrechos y expuestos.

A lo largo del trayecto pueden verse la cueva del puesto de mando, el observatorio, la enfermería y la estación del teleférico. La excursión, de unas dos horas de duración, no es especialmente difícil pese a transcurrir por un sendero rocoso y, en algunos puntos, bastante expuesto (pero equipado con cables metálicos). Ahora bien, si lo que quieres es coronar la cresta de la Marmolada y la última cueva, se recomienda el uso de arnés, cuerda y mosquetones.

LA ETERNA VÍA FERRATA

Se trata de un recorrido muy exigente que permite llegar a la estación de Punta Serauta y visitar la Fortaleza italiana atravesando el glaciar de la Marmolada, para después regresar al valle con el teleférico #MoveToTheTop.

Desplázate hasta lo que en invierno es la pista de esquí (el camino de carros detrás del refugio), y síguela cuesta arriba hasta dar con una señal de la vía ferrata en una curva cerrada. Sigue por el camino hasta la señal en su borde izquierdo, que te invitará a salirte de la «carretera», para iniciar el exigente ascenso hacia la cresta. No faltarán puntos de señalización que te ayudarán a llegar a la base de la ladera detrítica, desde donde una pista perfectamente identificable se bifurca en dirección a la señal roja que marca el punto de inicio.

La primera parte es muy fácil, al no ser en general la roca muy escarpada.  En la segunda, se sube por una placa menos expuesta de roca y grava. Hay tramos más empinados y otros que pueden hacerse fácilmente sin ayuda de las manos. La última parte de la vía ferrata discurre por el lado oeste de la cresta, y es una ruta más difícil con subidas y bajadas. La roca aquí es friable y está mucho más expuesta, incluso en la cresta.

Para más información sobre guías de montaña:
Gianni Caronti – Tel. 348 2925006
Francesco De Cassan – Tel. 334 9151617

Hoy proponemos...

Iscriviti alla newsletter

Nuestros remontes están cerrados.

Apertura programada de los remontes: 29 de junio de 2024