Alrededores de la Marmolada

Alrededores de la Marmolada

El territorio

Las emociones que uno puede sentir en la Marmolada no se acaban al dejar el valle; al contrario, las rutas alrededor de la Reina de los Dolomitas son muchas y de fotografía.

Padon

Fácilmente accesible desde Passo Fedaia tras una corta caminata de 40 minutos, el Passo Padon es el punto de partida ideal para dos excursiones diferentes por la Marmolada. La primera parte del Viel dal Pan al Passo Pordoi. A izquierda, tenemos el imponente macizo de la Marmolada con su glaciar. A derecha, las Crepe Rosse y la Mont da Laste.

Para los que no quieran cansarse, siempre queda el telesilla desde la carretera estatal de Passo Fedaia hasta el refugio de Passo Padon, donde uno puede relajarse al sol en la terraza con vistas a la Reina.

visitare marmolada
visitare marmolada

Valle Ombretta y el refugio Falier

Si lo que te gusta es conocer la Marmolada haciendo unas caminatas únicas, no puedes perderte la que discurre por las laderas de la Reina de los Dolomitas hasta el Valle Ombretta y el refugio Falier, en su día bombardeado por las posiciones austrohúngaras de Punta Rocca durante la Gran Guerra. Una ruta de gran belleza para grandes y pequeños, que por el camino podrán encontrarse vacas pastando, burros y simpáticas marmotas.

¿Y qué gano después de tanto esfuerzo? El mejor premio, reponer fuerzas en la Malga Ombretta, donde uno puede degustar el queso hecho con amor por Annamaria y Germano, que cuidan aquí de sus vacas. Una vez descansados, es hora de continuar hacia el refugio Falier, donde Dante os dará la bienvenida con sus historias antes de enseñaros sus gallinas de huevos de colores.

Sottoguda

En la Marmolada también se esconde Sottoguda. La aldea, parte del municipio de Rocca Pietore, se considera uno de los pueblos más bonitos de Italia. Una pequeña joya a más de 1.000 m de altitud, caracterizada por sus antiguos graneros de madera, sus casas con balcones adornados con flores y su pequeña iglesia gótica, dedicada a los santos Roque, Sebastián y Fabián. En invierno, la extensa nieve hace del paisaje un sueño sacado de un cuento de hadas nórdico. Tampoco hay que perderse los talleres de los maestros de la madera y el hierro forjado, antiguos oficios reinventados en clave moderna.

visitare marmolada
visitare marmolada

Serrai di Sottoguda

El estrecho desfiladero de Serrai, que une la aldea de Sottoguda y Malga Ciapela, es la puerta de entrada a la Marmolada que más impresiona al visitante. Un cañón natural de unos 2,5 km fruto de la erosión del hielo y las aguas del arroyo Pettorina milenio tras milenio. Una maravilla única en los Dolomitas que hoy es reserva natural protegida. Transitable tanto en verano como en invierno con esquís, raquetas de nieve o simplemente botas, los Serrai son un paseo sin mayor dificultad para toda la familia entre los escarpados acantilados que los caracterizan, cubiertos en invierno por gigantescas cascadas de hielo, un paraíso para los escaladores del hielo. Procesiones nocturnas con antorchas, un trenecito, carreras para aficionados y encuentros de escalada en hielo son algunos de los acontecimientos que el Consorzio Operatori Turistici Marmolada organiza cerca de este desfiladero.

Info: www.marmolada.com

¡Atención! El desfiladero de Serrai di Sottoguda está actualmente cerrado por obras de reconstrucción de la carretera de acceso, según la orden italiana n. 58 del 07.12.2018.

Laste

Una de las aldeas más pintorescas del municipio de Rocca Pietore es Laste, con su iglesia gótica dedicada a San Gotardo y una vista privilegiada de la Civetta.

Enclavada entre verdes prados y pastos y grises rocas dolomíticas, Laste es, entre otras, conocida por la elaboración y producción de quesos alpinos, merecedores de varios premios gracias a la sabiduría de la familia Dorigo, la guardiana local de los secretos de la tradición láctea.

Para más información y un mapa, ponte en contacto con la oficina de turismo de Sottoguda en:  www.marmolada.com
info@marmolada.com – Tel. 0437 722277

visitare marmolada

Hoy proponemos...

Iscriviti alla newsletter